top of page

Cómo Hacer Chicharrón Crujiente de Pork Belly en Casa



Si eres amante de los sabores crujientes y sabrosos, el chicharrón de pork belly es una delicia que no puedes dejar de probar. Este plato, tan popular en muchos países latinoamericanos, es una verdadera explosión de sabor y textura. Afortunadamente, hacer chicharrón de pork belly en casa no es tan complicado como podrías pensar. ¡Con unos pocos ingredientes y un poco de paciencia, puedes disfrutar de este manjar en la comodidad de tu hogar!


Ingredientes

  • 1 libra de pork belly (panceta de cerdo)

  • Sal gruesa

  • Papel de cocina

Herramientas

  • Cuchillo afilado

  • Bandeja para hornear

  • Papel de aluminio

Instrucciones

Paso 1: Preparación del Pork Belly

  1. Limpieza y Secado: Lava el pork belly con agua fría y sécalo completamente con papel de cocina. La piel debe estar seca para lograr esa textura crujiente.

  2. Curado de la Piel: Coloca el pork belly con la piel hacia arriba en una bandeja para hornear. Cubre generosamente toda la piel con sal gruesa. Esto ayudará a extraer la humedad de la piel, lo que es esencial para obtener la textura crujiente deseada.

  3. Reposo en el Refrigerador: Deja reposar el pork belly en el refrigerador durante al menos 12 horas, o incluso mejor, 24 horas. Este tiempo permitirá que la sal haga su trabajo y sazone la carne.

Paso 2: Preparación para el Horno

  1. Precalentar el Horno: Precalienta tu horno a 300°F (150°C).

  2. Retirar el Exceso de Sal: Después del tiempo de curado, retira la sal de la piel del pork belly. Puedes usar un cepillo de cocina para asegurarte de que toda la sal se haya eliminado.

  3. Secado Completo: Usa papel de cocina para secar completamente la piel y cualquier exceso de humedad.

Paso 3: Cocción en el Horno

  1. Envolver en Papel de Aluminio: Envuelve el pork belly en papel de aluminio, asegurándote de que esté bien sellado. Esto ayudará a mantener la humedad y a cocinar la carne de manera uniforme.

  2. Cocción Lenta: Coloca el pork belly envuelto en la bandeja para hornear y hornéalo durante aproximadamente 2 horas. La cocción lenta permitirá que la grasa se derrita y la piel se vuelva crujiente.

  3. Dorado Final: Pasado el tiempo de cocción, retira el papel de aluminio y hornea por unos 20-30 minutos adicionales, o hasta que la piel esté dorada y crujiente.

Paso 4: Reposo y Servir

  1. Dejar Reposar: Una vez que el chicharrón esté listo, déjalo reposar unos minutos antes de cortarlo. Esto permitirá que los jugos se redistribuyan y la carne se asiente.

  2. Corte y Servir: Corta el chicharrón en porciones del tamaño deseado y sirve caliente. ¡Prepárate para disfrutar de una explosión de sabor y textura en cada bocado!

Consejos Finales

  • Curado: No te saltes el paso de curado en sal, ya que es crucial para obtener la textura crujiente.

  • Horneado Lento: La clave para un chicharrón perfecto es la cocción lenta y a baja temperatura. Esto permite que la grasa se derrita gradualmente y la piel se vuelva crujiente sin quemarse.

¡Y ahí lo tienen, foodies! Una deliciosa receta de chicharrón de pork belly horneado que seguramente será un éxito en cualquier ocasión. ¡Espero que disfruten de esta experiencia culinaria y la compartan con sus seres queridos! ¡Buen provecho!

44 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo

1 Comment


bottom of page